martes, 10 de marzo de 2009

contemplador




El contemplador es un ser monstruoso y malvado de excepcional inteligencia, muy agresivo y avaricioso.

Se le conoce como "el ojo tirano", ya que se trata de un cuerpo globular con un ojo gigante, más o menos esférico, y con unos 10 pedúnculos largos. Su cuerpo esta recubierto de quitina, lo que le da una gran dureza y puede actuar como armadura. Los pedúnculos también tienen ojos, y están situados en la parte superior de la esfera. Tiene además una enorme boca con dientes afilados.

El ojo central puede lanzar un rayo antimagia, que le permite bloquear cualquier tipo de magia dentro de su campo de visión. Los demás ojos tienen distintas funciones, uno puede de hechizar, otro provocar sueño, transformar en piedra, telequinesis, lanzar un rayo desintegrador, provocar lentitud en el adversario y lanzar el "rayo de la muerte".

Si pierde un pedúnculo en combate, sólo necesita una semana para que le vuelva a crecer. Estos pendúnculos perdidos son muy útiles para pociones mágicas de levitación.

Los contempladores pueden levitar y desplazarse flotanto a voluntad. Esta agilidad en sus movimientos permite que puedan esquivar fácilmente otros ataques, y esto unido a la magia de sus ojos lo convierten un ser muy poderoso.

Existe una variedad de contemplador que habita en las profundidades marinas, y que se diferencia del anterior en que tiene unas pinzas como de cangrejo. Tiene además dos ojos extra que le permiten crear una ilusión, con la que engañan a sus víctimas.

2 comentarios:

Ipe dijo...

Realmente da miedo... será este el verdadero rostro de los malvados del mundo? ¿esas gentes que usan su inteligencia para abusar de los demás?

En fin, gracias por ilustrarme... a este personaje fantástico no lo conocía.

Daniela dijo...

Este bichito es una mezcla entre la perfida medusa, una angurrienta piraña y Mike Wazowski, pero en versión "mala leche".
¡¡Es feísimo!! Me alegro de no haberlo conocido en mí niñez.
Parece que también estoy como Ipe, ilustrándome.